¿Cómo mantener tu casa fresca durante el verano?

Escrito por

Cómo mantener tu casa fresca en verano

Vivienda fresca sin aire acondicionado

La primera opción que se nos viene siempre a la cabeza para escapar del calor del verano es el aire acondicionado. Pero existen otras opciones más baratas y sostenibles de mantener tu vivienda fresca en esta época del año.

Aprovecha al máximo los recursos naturales a tu alcance

  1. Aprovecha las horas más frescas para crear corrientes de aire que expulsen el aire caliente de tu casa. Ventila tu vivienda en las primeras horas del día para liberar el calor acumulado durante la noche y en las últimas para conciliar mejor el sueño. Cierra las puertas de las estancias más calurosas. Así evitaras que el calor se extienda por toda la casa.
  2. Una vez se ha ventilado la casa, extiende los toldos, baja las persianas y cierra las ventanas para conservar la temperatura que has conseguido anteriormente. Hasta un 30% del calor que invade tu casa procede de las ventanas.
  3. Cambia las sábanas con mayor frecuencia. La ropa de cama limpia dará un aire de frescura a tu dormitorio y el sueño será más agradable.
  4. Los ventiladores de techo tienen dos modos de uso: En sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario. En invierno giran en el sentido de las agujas del reloj para así impulsar el aire caliente y así distribuir mejor el calor por la habitación. En los meses de verano debemos configurarlo en el sentido contrario a las agujas del reloj. Así, el ventilador toma el aire frío de la parte inferior para repartirlo mejor y evitar la concentración de aire caliente.
  5. Si no cuentas con plantas de hoja verde en tu casa deberías planteártelo, pues son excelentes estabilizadores de la temperatura. Si ya las tienes, refréscalas con un poco de agua para rebajar el calor del ambiente. Riega tus plantas cuando el sol no es tan intenso. Esto refrescará los materiales de construcción y cuando abras la ventana entrará aire más fresco.
  6. Los extractores no solo sirven para absorber y expulsar los humos de la cocina: También permiten expulsar el calor que se genera en los fogones evitando que se extienda al resto de la casa. Solo tienes que cerrar la puerta mientras estés cocinando y mientras el extractor esté funcionando.
  7. Intenta utilizar los electrodomésticos en las últimas horas de la tarde, cuando la temperatura es más moderada y puede abrir las ventanas para ventilar. Estos aparatos suelen calentar agua o aire para su funcionamiento, lo que elevará la temperatura de tu casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =